Tratamientos profundos hidratantes

Acondicionadores hechos en casa

Aqui son 3 recetas hechas con ingredientes naturales que puedes encontrar en el supermercado. Cada receta tiene su propósito. Disfruten de ellas cuando su cabello lo necesita

1. Para manejabilidad: plátanos, aceite de olive, glicerina y miel

Este acondicionador mejora la manejabilidad del cabello para peinados con el cabello húmedo. El secreto está en el plátano, que reduce el encogimiento y suaviza el cabello cuando esta mezclando con otros ingredientes. Mientras la glicerina y la miel actúan como humectantes, y el aceite de oliva, conocido por penetrar el cabello, contribuyen beneficios hidratantes. No te preocupes por el patrón de tu cabello, se revertirá la próxima vez que lo laves.

Ingredientes:

  1. Un gran plátano maduro (rebanado)
  2. 4 cucharas de aceite de olive
  3. 2 cucharas de glicerina pura de vegetal
  4. 2 cucharas de miel

Instrucciones:

Mezcla todo en una licuadora. Asegurándote de que no queden grumos o pedacitos de plátano. Depende del tipo de licuadora que tengas, es posible que necesites colar la mezcla. Aplica la mezcla sobre tu cabello. Cúbrelo con un gorro de ducha de plástico por 30-45 min y rocíalo. Ahora puedes estilizar tu cabello

 

tratamientos profundos1

2. Para desenredar: aguacate, aceite de oliva, Manteca de karate y vinagre de sidra de manzana

Este acondicionador es lubricante, grueso y pesado, cosas que funcionan para desenredar mas fácil el cabello rizado. Las grasas naturales del aguacate son muy efectivas para esta mezcla. También la grasa del aceite de oliva combinado con las propiedades suavizantes de la manteca de karite agrega más lubricación y beneficios hidratantes. Finalmente, la acidez del vinagre ayuda a aplastar las cutículas y eso hace el proceso de desenredar más fácil. Este acondicionador es excelente para personas con cabello grueso, denso o que tiene el cabello muy empaquetado.

Ingredientes:

  1.  aguacate maduro (rebanado)
  2. 62.5 ml de aceite de oliva
  3. 125 ml de manteca de karite natural
  4. 2-3 cucharas de vinagre de sidra manzana

Instrucciones:
Mezcla todo en una licuadora. Licúa todos los ingredientes exhaustivamente y agrega más aceite de oliva si es necesario, hasta que la mezcla consiga la consistencia deseada. A mí me gusta cuanto está un poco gruesa (la consistencia de mayonesa) Aplica la mezcla sobre tu cabello. Cobre tu cabello con un gorro de ducha por 30-45 min. Desenreda, rocía y estiliza.

tratamientos profundos2

3. Para fortalecer el cabello

Este acondicionador es muy bueno para  cabellos que disgustan las proteínas pero necesitan fortalecer el ingrediente más importante que es el aceite de coco porque se une al cabello reduciendo así la pérdida de queratina. La miel, un humectante ayuda a retener la hidratación.

Ingredientes:

  1. 4 cucharas grandes de aceite de coco natural
  2. 2 cucharas de miel
  3. (si tienes el cabello largo o muy denso, es posible que necesites dos porciones)

Instrucciones:
Pon el aceite de coco y la miel en una copa, pon la copa en un recipiente con agua caliente. Déjalo dentro hasta que la mezcla esté tibia. Aplica la mezcla sobre cabello húmedo (secando un poco con una camisa vieja).  Cúbrelo con un gorro de ducha y envuélvelo con una toalla para prevenir que la mezcla gotee en tu cara. Déjalo en tu cabello por 20 min, rocía 80-90% del acondicionador y estiliza

tratamientos profundos3

Anuncios

La densidad del cabello

La densidad se refiere a cuan grueso son los cabellos de tu cabeza. La densidad del cabello puede estar afectada por la textura, la porosidad y el grosor del cabello. Conocer la densidad, el patrón, y grosor de tu cabello te ayudara a elegir buenos productos, peinados y cortes para mantener el volumen de tu cabello.

¿Cómo determinar la densidad de tu cabello?

Empieza con tu cabello seco, porque el cabello mojado se ve mucho más delgado. Deja que tu cabello se suspenda en su forma natural, y mira minuciosamente de diferentes ángulos. Si puedes ver tu cuero cabelludo fácilmente, tienes baja densidad, si ves un poco de tu cuero cabelludo, tienes media densidad, y si es difícil de ver, tienes alta densidad.

Baja densidad

Image

Si tienes baja densidad, usa productos ligeros que no hagan tu cabello más pesado o reducir el volumen. Usa espuma para que tu cabello parezca lleno, y considera usar champús secos, champús y acondicionadores voluminizadores (que tienen agentes espesantes).

 

 Media densidad

Image

Si tienes cabello con una densidad media, puedes usar una variedad de productos, peinados para mejorar tu textura. Prueba espumas para cabellos y champús secos para jugar con el volumen. Puedes usar cremas pesadas o mantecas para hacer tu pelo suspender. “Wash y gos” demostrarán su textura y su brillo, mientras las trenzas te ayudaran a cambiar el patrón de tu cabello y darle más estructura.

Alta densidad 

Image

Para cabellos con alta densidad, elija productos pesados como geles, cremas y mantecas para reducir el volumen de los cabellos. Peinados con capas trabajan bien con este tipo de cabellos.


informacion obtenida en naturallycurly.com

La porosidad del cabello

La porosidad se refiere a lo bien que tu cabello puede absorber y conservar la humedad. Es controlado  por la capa externa del cabello que se llama cutícula, la cual determina cuán fácil la humedad y los aceites entran o salen de tu cabello. Para la mayoría, la porosidad es de carácter genético, pero puede estar afectada por factores externos como la exposición al sol, los tratamientos que usan calor y procesos con químicos. Conocer la porosidad de su cabello podrá ayudarte elegir los productos correctos que dejarán tu cabello hidratado, suave, fuerte y brillante.

¿Cómo determinar la  porosidad de tu cabello?
Hay dos métodos que pueden ayudarte a determinar cuan poroso es tu cabello.
La prueba de flotación: toma algunos cabellos de tu cepillo o de tu peine y ponlo en una bola, llena un recipiente con agua (a temperatura ambiente). Déjalos en el agua por 2-4 min. Si el cabello flota tiene una porosidad alta, si se hunde significa que tiene un bajo nivel de porosidad
La prueba “slip & slide”: toma un cabello y pasa tus dedos desde la punta hasta el cuero cabelludo. Si sientes bultos, quiere decir que tienes porosidad alta. Si tus dedos pasan suavemente, quiere decir, tienes baja porosidad.

Baja porosidad

Image

El cabello con porosidad baja tiene una capa de la cutícula fuertemente compacta con escamas planas superpuestas. Este tipo de cabello es usualmente considerado como cabello sano, y tiene mucho brillo, especialmente si el cabello es de un color oscuro. Cabellos con porosidad baja repelen la humedad cuando intentas mojarlo y es muy difícil de procesar porque resiste a la penetración de los químicos. El cabello con baja porosidad es propenso a sobre-enriquecerse de proteína con el uso acondicionadores intensos ricos en proteína, los cuales pueden dejar tu cabello rígido y seco. Para ello, use acondicionadores sin proteína pero con humectantes (como productos con glicerina y miel). Usa calor moderado con tratamientos acondicionadores sin proteína para ayudar a abrir las cerradas capas de las cutículas.

El cabello con baja porosidad requiere aceites y mantecas hidratantes como manteca de karité, aceite de jojoba, aceite de coco etc.… el cual también se beneficia de productos humectantes que ayudan a guardar la humedad en el cabello. Elige productos líquidos, ligeros como que no dejarán el cabello aceitoso o grasoso.

Media Porosidad

Image

El cabello con porosidad media necesita menos mantenimiento/cuidado. Las cutículas están sueltas, y esto ayuda a que una buena cantidad de humedad pueda penetrar al mismo tiempo evitando que escape demasiado. El cabello con porosidad normal es el más fácil de estilar, rizar/desrizar y pintar (con resultados predecibles). Después de un tiempo, sin embargo, estos procesos pueden hacer daño al cabello y aumentar la porosidad.

Tratamientos ocasionales profundos con acondicionadores de proteína son beneficiosos para este tipo de cabello. No incluyas proteína en tu rutina diaria

Alta porosidad

Image

La alta porosidad puede ser una característica inherente del cabello o un resultado del daño creado por procesos químicos, el maltrato del cabello o un cambio de ambiente. Este cabello tiene vacíos y huecos en la cutícula y eso hace que mucha humedad entre y escape del cabello. El cabello es propenso al frizz y a enredarse en un clima húmedo. Simples cosas como bañarte, nadar o el champú pueden agregar daño y quebrantamiento al cabello dependiendo de cuanta humedad el cabello absorbe.
Usa anti-humectantes en climas con mucho calor y humedad. Eso ayudará a cerrar las cutículas dañadas y evitar que absorban excesiva humedad del aire
Por caso de que el cabello es muy poroso, es importante usar acondicionadores (leave-in) y selladores (aceites o mantecas).

informacion obtenida en naturallycurly.com